shutterstock_75104944

Esta mezcla puede ser un acierto si la hace con los licores correctos, le mostramos algunos maridajes que puede intentar en su próxima cena.
El portal MatchMyWine se especializa en recomendaciones para quienes quieren ofrecer una tabla de quesos pero no están seguros de cómo hacerlo. Allí, indican que esta es una combinación que se realiza desde la época antigua, en Grecia, y que “no hay manera incorrecta de mezclarlos, pero siempre hay formas de hacer que la experiencia sea aún más grata”.

Así, ofrecen algunos puntos a tener en cuenta:

• Se pueden utilizar tanto vinos blancos como vinos tintos.
• Los quesos de sabor no muy fuerte, como el derivado de la leche que cabra, va mejor acompañado de los vinos frutales, como el Sauvignon Blanco.
• Por el contrario, los quesos de sabor más fuerte, combinan bien con un vino tinto.
• Cuando tenga dudas, por lo general puede optar por maridar un queso con un licor de la misma región de la que es originario.
• Si tiene muchos tipos de queso diferentes, no es necesario que consiga un vino para cada uno. Utilice uno blanco, que combina con un mayor rango de quesos.

El portal también señala algunas de las combinaciones más comunes, según el vino:

1. Merlot – Quesos: Cheddar, Camembert, Brie, Gorgonzola, Gouda (holandés)
2. Pinot Blanco (Blanc) – Quesos: Brie, Camembert, Feta
3. Pinot Gris – Quesos: Asiago, Edam, de cabra, Gouda (holandés), Muenster
4. Pinot Negro (Noir) – Quesos: Feta, Gruyere, Port Salut, Suizo.
5. Sauvignon Blanc – Quesos: Asiago, Neufchalet, Parmesano, Gruyere
6. Champaña – Beaufort, Camembert, Brie, Cheddar, Colby, Edam,
7. Vinos “para postre” (rosados y dulces) – Quesos: Azul, Mascarpone y Creme Fraiche
8. Zinfandel – Quesos: Asiago, Azul, Feta, de cabra, Gouda
9. Sangiovese – Quesos: Fontina, Parmensano, Mozzarella, Provolone
10. Rioja – Asiago, Cheddar, Havarti

Comparte