maridaje_quesos_y_vinos

Descubre la combinación adecuada entre quesos y vinos para que te luzcas con tu familia y amigos.

Tabla Maridaje Quesos y Vinos

 

Lo más importante del maridaje entre quesos y vinos es que se disfruten y sean realmente placenteras las combinaciones, donde ninguno de los sabores compita con el otro, logrando un emparejamiento que proporcione satisfacción.

Existen algunas pautas para lograr un buen maridaje de quesos:

Los quesos de texturas suaves y de sabores fuertes, como el camemebert, el brie o el queso de cabra, van muy bien con los vinos blancos.

Los quesos duros y de sabores más suaves, como el Emmental, el Madrigal o el Saint Paulin, van muy bien con vinos tintos.

Los quesos con texturas más pesadas, como el Roquefort, van muy bien con vinos dulces, espumosos y champagne.

Maridaje de platos preparados a base de quesos

  • Fondue

Es una preparación típica de los alpes suizos, que contiene mezclas de quesos como Emmental, Gruyere y Comté. Con estos platos, se recomienda elegir vinos blancos con algo de acidez, como Chardonnay Jóven, Viognier, Sauvingon Blanc, en general jóvenes y secos.

  • Soufflé de Queso

Es un plato elaborado al horno con una salsa bechamel y combinada con queso, a la que se incorporan claras de huevo batidas a punto de nieve. Se recomienda con un vino blanco suave, fermentado en barrica, de notas aromáticas a mantequilla. También se pueden combinar con vinos tintos de sabores más robustos o inclusive con vinos de sabores dulces como los oportos, son maridajes que sorprenden y van muy bien.

  • Tartas y pasteles a base de quesos

Combinan muy bien con vinos blancos o rosados de buena acidez, inclusive a veces van bien con un espumante Brut Nature ó Extra Brut.

En tartas y pasteles, es importante tener en cuenta con qué se está mezclado el queso: en el caso de hongos y setas, van bien con rosados y tintos con algo de estructura; en el caso de legumbres, combinar con blancos y rosados de buena acidez.

  • Quiche Lorraine

Hace una buena combinación con vinos blancos y rosados que hayan tenido algún paso por barrica, vinos mantecosos y suaves.

Comparte